Callejeando por Cochabamba, Bolivia.

 

Olor a frituras; color en cada calle, a la vuelta de la esquina… Gentes arriba y abajo .. .a sus cosas, indiferentes al turista. Difícil arrancarles una sonrisa, pero roto el hielo te acompañan, te cuentan..

Cochabamba tiene en su ADN sangre  preinca, inca y virreinal.   Asentada al medio de la Cordillera de Los Andes, esta ciudad presume de ser la más bella de Bolivia.  Lo es, para la gran mayoría que la visita.

En mi caso es la población donde empezamos el proyecto becas escolares, de la ONGD MENUTS DEL MÓN;  donde viven mis grandes amigas Victoria Moya Arce , su hijo Nicolás, su madre Dolores.  Ese lugar donde yo olvide el pasaporte y mi hijo compro un charango. Donde conocí un maravilloso grupo de artistas infantiles llamado “Educar es fiesta”

La recuerdo también como la ciudad de una gran ausencia que me dejo medio vacía. Pero había tanto por ver…

Por Cochabamba se puede callejear y  dejar que te sorprenda.  Así la vi yo hace tres años .

estherroig

Periodista, interesada en temas sociales Fundadora y presidenta de la ONGD MENUTS DEL MÓN, www. http://www.menutsdelmon.org/. Gerente del Centre Intercultural , www.http://centreintercultural.menutsdelmon.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 7 =