LAS NIÑAS NO SON NOVIAS








Diez millones de niñas se casan cada año  antes antes de cumplir los  18 y sufren embarazos precocesCada día a más de 25.000 niñas se les roba la infancia. El hambre obliga a muchas madres a vender a sus hijas para poder alimentar al resto de sus hijos.

En esta búsqueda de historias sobre África y sus gentes, previa a mi viaje a Burkina, me paro en una muy personalizada y, por desgracia, tan común: la de  la artista plástica del Senegal, Fatou Diakhate.

Fatou fue entregada en matrimonio cuando tenía 13 años. Al poco tiempo quedo embarazada y a los 53 años ya tenia 12 hijos. Ella lo explica así “En aquellos días los padres se ponían muy felices al ver a sus hijas casarse. Como nosotras no recibimos educación, también nos sentíamos muy felices. No sabíamos que el casamiento precoz no era algo bueno”.
Diakhate, no tuvo ningún tipo de educación hasta después de cumplir los 40 años, cuando tomó clases de alfabetización para adultos. Ahora tiene 55 años y es una artista plástica importante en su país.

Su experiencia de vida le ha convertido en líder comunitaria. Hace tiempo organizó a las mujeres de su pueblo contra el matrimonio de niñas alegando que pone en peligro las vidas de las jovencitas y las priva de una educación, pero los hombres no se convencieron y la acusaron de corrupción. A pesar de esta hostilidad, Diakhate siguió adelante y después de varios meses de dialogo con líderes comunitarios,  su resistencia dio frutos cuando a fines de 1998 toda la comunidad abandonó los casamientos infantiles. Desde entonces no se ha celebrado ni un solo casamiento de niños en el pueblo de Keur Issa, en Senegal.

Pero combatir el matrimonio infantil es muy difícil, está generalizado por todo el África subsahariana, donde a menudo es motivado por la pobreza endémica y visto como una forma de asegurar el futuro de la niña tanto financiera como socialmente. 

El hambre rompe infancias, vidas… En la actualidad en el continente africano se extiende una practica  atroz llamada ” las novias de la sequía”, en países donde – en teoría- el matrimonio infantil esta prohibido . Es algo de lo que solo se habla en voz baja….se trata de una estrategia desesperada en casos de extrema hambruna. Las familias venden a sus hijas por unos 168 € a un hombre que las quiera por esposas. Un destino fatal. Pero aún los hay peores: caer en una red de tráfico de seres humanos.  Sobre esto no hay datos, solo silencio, y una complicidad entre amigos y familiares que únicamente entiende quien no tiene nada que llevarse a la boca.

Por esta vez, dejo interrogantes sin respuesta. Quizá una vez allá pueda conocer más. De momento se que el matrimonio infantil sigue siendo un problema mundial que atraviesa países, culturas, religiones y etnias. Una practica atroz que niega a las mujeres sus derechos a la salud, a vivir en seguridad y elegir cuándo y con quién se casan.  Desgraciadamente la severa sequía y hambruna que hoy  se vive en el llamado cuerno de África ha derivado en un aumento en la venta de mujeres, casi niñas, para casarse sin consentimiento.
Si te interesa África, sus gentes, su cultura, la manera de expresar sus emociones, sus colores y los sentimientos que desprende quizá te guste este BLOG

estherroig

Periodista, interesada en temas sociales Fundadora y presidenta de la ONGD MENUTS DEL MÓN, www. http://www.menutsdelmon.org/. Gerente del Centre Intercultural , www.http://centreintercultural.menutsdelmon.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − siete =