ERIKA

 

 

Erika tiene unos ojos de estrella que brillan en la noche de su mundo sin mama. Alguien engañó a su padre y este acabó en prisión por tráfico de drogas.  El no sabia porque lo  trincaron, el no sabia nada de nada.

Ella, la niña de ojos de estrella quedó a cargo de una madrastra como la de Blancanieves. Pero más pobre, sin poderes, sin pociones mágicas; solo una madrastra alcohólica.

A  Erika la visitaron de España para ver su pobreza. Y ella se quedó sin habla, atónita… con una apatía que helaba la sangre.

.- Te vienes conmigo? le pregunto  la cooperante de una ONGD   y ella digo: No.

Y señaló su casita sucia de barro y charcos, su mamá que no quiere serlo, su hermana que no lo es y su pobreza.

En medio de toda esa cochambre Erika estaba en casa. Y la extranjera marchó con una impotencia que se metía en el estómago hasta llegar al vacío.

Adiós Erika, ojala que la suerte te acompañe

 

 

estherroig

Periodista, interesada en temas sociales Fundadora y presidenta de la ONGD MENUTS DEL MÓN, www. http://www.menutsdelmon.org/. Gerente del Centre Intercultural , www.http://centreintercultural.menutsdelmon.org/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 10 =